Activista Rodiles afirma que Clandestinos hace daño a la oposición cubana

El opositor cubano Antonio Rodiles afirmó que las acciones contra los bustos de José Martí realizadas por el grupo Clandestinos solo le convienen al régimen castrista que se ha «montado en esa ola»

MIAMI.- “Eso le hace un gran daño a la verdadera oposición”, dijo el activista cubano Antonio Rodiles acerca de las acciones de un grupo autodenominado Clandestinos, que se ha dado a la tarea de pintar de rojo varios bustos de José Martí, en diversos lugares de la isla.

De paso por Miami, durante una visita a DIARIO LAS AMÉRICAS, el opositor y productor de televisión sostuvo que no aplaude, ni le parece una “buena acción” ese tipo de “protesta” que, a su juicio, solo le conviene al régimen castrista para “montarse en la ola” y mostrar “lo que no es realmente el trabajo de la oposición”.

Clandestinos se dio a conocer públicamente el 2 de enero pasado tras compartir en redes sociales imágenes de bustos de José Martí manchados de rojo, como una metáfora de “la nación sangrante”, de acuerdo con lo explicado.

Más tarde, el régimen cubano presentó en televisión a presuntos integrantes de ese grupo, hoy detenidos por las autoridades insulares, y acusó a Estados Unidos de haberlos financiado a través de activistas cubanos radicados en Miami.

“Estas acciones de echar sangre a Martí le han permitido al régimen despertar un discurso y arengar nuevamente para decir que hay elementos antipatrióticos, apátridas y mercenarios que están al servicio de una potencia”, dijo Rodiles.

En su opinión, las acciones de Clandestinos son “contraproducentes”, en caso de que “realmente las hayan cometido personas que intentan mostrar rebeldía en contra del sistema”.

En lo que va corrido del mes de enero se han reportado actos que se le atribuyen a Clandestinos en La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey y Santiago de Cuba, entre otras ciudades de esa nación caribeña.

Además de la “pintura roja” o “sangre de cerdo” aparecida en efigies de Martí, han circulado imágenes en las redes sociales de mensajes como “chivatón” o “perro comunista”, entre otros, escritos en algunas viviendas de personas supuestamente cercanas al régimen.

Rodiles dijo que no puede asegurar que Clandestinos sea una “fabricación del régimen”. Sin embargo, sostuvo, “llama la atención tanta cobertura mediática en los medios oficialistas” y enfatizó que para la dictadura cubana es “fácil manejar a estos actores [personas detenidas como miembros del grupo] y no a los actores de la verdadera oposición y el periodismo independiente”.

“Nosotros no tenemos el alcance que quisiéramos como oposición, pero en todo el trabajo que ya llevamos durante un tiempo, hay una proyección y un discurso, y para el régimen es mucho más fácil mostrar que la oposición está representada por ese tipo de individuos y no mostrar a la real oposición y al periodismo independiente”, apuntilló.

En ese sentido, Rodiles mencionó el caso del periodista independiente Roberto Jesús Quiñones, quien fue condenado a un año de prisión en agosto de 2019 por los supuestos delitos de “desobediencia y resistencia” luego de reportar el caso de dos pastores religiosos sancionados por querer educar a sus hijos en casa.

Al respecto, el activista señaló que “el caso del periodista Quiñones no aparece en ninguna parte, ni aparecen otros casos similares. Ahora todo está enfocado en esto [de Clandestinos] que no creo que se pueda llamar un movimiento”.

Anotó que “el régimen ha jugado sus cartas” en un momento que, según su criterio, “estamos llegando a un rincón sin salida [en la isla] en medio de una crisis económica cada vez más fuerte y un descontento popular que no se puede ocultar”.

En un reportaje del oficialista Noticiero Estelar de la Televisión Cubana fueron presentados Panter Rodríguez Baró y Yoel Prieto Tamayo como integrantes de Clandestinos, quienes señalaron a una activista en el exilio de pagarles para realizar las mencionadas acciones. Otros dos hombres también tendrían nexos con los detenidos.

Finalmente, el promotor del proyecto Estado de Sats, que plantea una “transición democrática en Cuba”, acotó que “sería fatal que el régimen pueda vender en todas partes del mundo que la oposición se comporta de esa forma”.

Leer en Diario Las Americas