Indulto a presos cubanos apenas beneficia a prisioneros políticos

Al cumplirse 72 horas del indulto ofrecido por el gobierno cubano a miles de sancionados, varias organizaciones de la disidencia reportan que solamente ha sido incluido hasta la fecha un preso político dentro del grupo.

El Consejo de Estado de Cuba indultó a 2.604 reclusos en cárceles de la isla, teniendo en “el buen comportamiento de los condenados durante el cumplimiento de la pena, el tiempo extinguido de la sanción, así como las características y resultados de los hechos por los que fueron sancionados».

El comunicado de las autoridades cubanas informó que también valoraron otras cuestiones como la edad y las enfermedades crónicas de los presos indultados.

Desde Santiago de Cuba, Carlos Amel Oliva, líder juvenil de la Unión Patriótica de Cuba afirmó que de los 47 presos políticos de la organización, sólo uno fue liberado.

“Humberto Rico Quiala, residente en el poblado Palmarito de Cauto en Santiago de Cuba, que fue indultado el sábado pasado”, dijo Oliva.

Jiordan Marrero Huerta, presidente del Partido Demócrata Cristiano en Camagüey confirma que 118 presos de su provincia fueron indultados el pasado sábado, ninguno de ellos políticos.

“En la provincia de Camagüey tenemos 15 presos políticos, entre ellos uno de edad avanzada, Armando Sosa Fortuny, que cumple 76 años” y fue sancionado el 25 de abril de 1996 a 30 años de prisión por las acusaciones de “infiltración”, “entrada ilegal a Cuba” y “otros actos contra la Seguridad del Estado”.

«Teníamos la fe de que fuera puesto en libertad”, luego de permancer 26 años tras las rejas, teniendo en cuenta el tiempo desde el momento en que fue detenido.

En Cárdenas, Matanzas, la líder de las Damas de Blanco allí, Leticia Ramos Herrería reporta que permanecen en prisión cuatro mujeres de la organización.

La ONG Cuban Prisoners Defenders ha calificado el indulto a 2604 reos como drenaje carcelario.

Leer en Martí Noticias