El régimen traslada a Ariel Ruiz Urquiola a una sala civil y podría excarcelarlo

Ariel Ruiz Urquiola. (ESTADO DE SATS)

El régimen trasladó al biólogo preso Ariel Ruiz Urquiola a una sala civil del hospital Abel Santamaría, de Pinar del Río, y podría excarcelarlo, informaron varios medios de prensa y activistas en las redes sociales.

“Creo que logramos sacar a Ariel del mismísimo estómago triturador del monstruo”, escribió en un mensaje recibido por DIARIO DE CUBA el también científico Oscar Casanella, amigo de Ruiz Urquiola y su familia.

“Ariel está en la cama 2 de la sala Ñ, sala civil, no penal. A su madre y a su tía el teniente coronel Navia y una psicóloga le dijeron que lo habían liberado. Esa noticia se las dieron estas dos personas en su finca en las montañas de Viñales a donde tuvieron que subir”, precisó Casanella.

Hasta el momento, Ruiz Urquiola, en huelga de hambre y sed desde el pasado 17 de junio, se encontraba en la sala de reclusos del mismo hospital.

Casanella aclaró que aún no habían podido comprobar la información ni saber “el verdadero status de Ariel”

“Esperemos que esté libre y no sea un cambio de medida por prisión domiciliaria o algo por el estilo”, añadió.

Casanella tenía previsto viajar este martes a Pinar del Río junto a la hermana de Ariel, Omara Ruiz Urquiola, para comprobar la situación del biólogo.

Martí Noticias citó a Isabel Urquiola, madre del biólogo, quien confirmó la información brindada por Casanella. Dijo que dos oficiales (“una psicóloga y un señor que atiende prisiones”) le comunicaron del traslado de sala y que el biólogo sería “liberado por su estado de salud”.

Según Isabel Urquiola, el oficial le aseguró que a su hijo se le haría “una revisión de la causa”.

Ariel Ruíz Urquiola fue condenado a un año de cárcel por un supuesto delito de “desacato” que tanto él como la familia rechazan. El proceso judicial estuvo lleno de irregularidades, según ha denunciado su hermana Omara. Amnistía Internacional declaró al científico “prisionero de conciencia”.

El biólogo se declaró huelga de hambre y sed en prisión para protestar por su situación y preocupado por su hermana, paciente de cáncer y que necesita de ciclos de medicamentos para sobrevivir. Los carceleros lo habían trasladado al hospital, donde ha sido hidratado vía intravenosa.

La familia ha denunciado que el proceso contra el científico tendría como objetivo quitarle la finca de Viñales en la que desarrollaba un proyecto ecológico, que al parecer ha molestado a las autoridades de la zona. En varias ocasiones, Ruiz Urquiola y su hermana denunciaron invasión de las tierras, que explotan en usufructo, y actos de vandalismo.

Omara Ruiz Urquiola dijo a Martí Noticias que no dará por cierta la libertad de su hermano hasta que no lo vea con sus propios ojos.

“Cuando yo lo vea libre, entonces está libre. Porque lo que tenemos hasta ahora es la palabra de ellos nada más”, dijo.

Recordó que, unas pocas horas antes de la supuesta liberación, ella había estado en el hospital y no le permitieron verlo.

“Si esta noticia [de la liberación] es verdadera, es un gran triunfo de Ariel por el inmenso sacrificio que ha hecho, pero también de todos nosotros, pues salvamos la vida y la libertad de Ariel”, escribió Oscar Casanella.

“Demostramos que sí es importante denunciar públicamente los abusos, sí es importante activar la opinión pública internacional, sí es importante saturar las redes sociales, sí es importante la acción de los periodistas independientes del exilio y la oposición”, enfatizó.

Leer en Diario de Cuba