Damas de Blanco reciben el Premio Milton Friedman 2018

Damas de Blanco recibiendo el premio Milton Friedman durante la gala de este jueves (Instituto Cato)

MIAMI, Florida.- El Instituto Cato entregó en la noche de este jueves en la ciudad de Nueva York el Premio Milton Friedman por la Libertad 2018 al movimiento opositor cubano Damas de Blanco, según la propia entidad.

La joven opositora Rosa María Paya Acevedo fue la encargada de la introducción a las Damas de Blanco durante la ceremonia de premiación. En tanto Peter N. Goettler, presidente del instituto Cato, hizo entrega del galardón a Blanca Reyes, Dolia Leal y Lourdes Esquivel, miembros de las Damas de Blanco.

Ante los más de 450 invitados a la cena de gala en Manhattan, Blanca Reyes dijo: “Nuestras primeras palabras para la junta directiva del Cato, para todas las personas que han promovido y avalado el Premio Milton Friedman a las Damas de Blanco y para los que han tenido la cortesía y la gentileza de acompañarnos hoy aquí, tienen que ser de gratitud, de regocijo y de emoción, porque esos sentimientos son los que acompañan ahora mismo a las mujeres que allá lejos, en la isla de Cuba, salen todos los días a luchar por la libertad de los presos políticos y la democracia de su país”.

Reyes añadió que el premio “tiene un prestigio y una fuerza moral de rango internacional, que de repente pasa a respaldar una labor que se realiza con humildad bajo la más brutal represión, casi sin reporte de prensa, sin protagonismo circense, con una vocación de entrega y de firmeza sólo comprable al empeño de ver libres a los prisioneros, libre la patria, y hecho realidad el progreso y las trasformaciones positivas de la nación”.

“En efecto, ese es el mayor significado del Milton Friedman para un grupo de mujeres cubanas que enfrentan cada hora un régimen dictatorial, con un arsenal que incluye oraciones, talleres literarios, misas en las iglesias y pacíficos desfiles silenciosos en los que se llevan en las manos un simple gladiolo. Y las flores deben tener algún mensaje de peligro para los represores”, agregó Reyes.

Varias integrantes de la organización femenina fueron impedidas de viajar a Estados Unidos para recibir el premio, incluyendo la líder del movimiento, Berta Soler. El argumento de las autoridades cubanas para tal medida es que las mujeres se encontraban “reguladas”.

Leer en Cubanet