Condenamos los hechos de violencia durante la Cumbre de las Américas

El pasado 8 de abril grupos asociados al régimen cubano intentaron sabotear las actividades programadas en la VII Cumbre de las Américas, cita en Ciudad de Panama, Panama. Estos esgrimieron la excusa de que «no podían compartir el espacio con otros cubanos», los que, según ellos, «eran terroristas y mercenarios».

Estos viejos y gastados argumentos esconden toda la intolerancia y el desprecio que ha sembrado el totalitarismo hacia todo cubano que desee una patria libre.

Aparecieron entonces, los acostumbrados gritos e insultos. Pocas horas después circulaba la noticia de que «un grupo de opositores, de dentro de la isla y el exilio, eran golpeados por turbas castristas en un parque público»

El régimen cubano ha construido una falsa sociedad civil diseñada para controlar y reprimir, incluso con violencia, las legítimas aspiraciones de ejercer la libertad de asociación. El hecho de que el señor Abel Prieto, asesor personal del dictador Raúl Castro, fuera el jefe de la delegación, de los supuestos grupos oficiales de la sociedad civil, habla por sí solo.

Agradecemos la oportunidad brindada por el gobierno panameño, de que la sociedad civil cubana participara de este evento y esperamos que se establezca como un precedente.

La genuina sociedad civil, debe jugar el papel que le corresponde en nuestra nación. En Cuba, aceptamos el desafío.

Consejo Coordinador