Condenado científico cubano Ariel Ruiz Urquiola a un año de cárcel

Ariel Urquiola durante una enntrevista (Foto: ForoDyL/Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- Un año de cárcel ha sido la condena impuesta este martes por el régimen castrista al científico Ariel Ruiz Urquiola.

El Tribunal Municipal de Viñales consideró que había cometido el delito de “desacato”.

“Yo sé que es un juicio amañado”, declaró Isabel Urquiola Cruz, madre de Ariel, a Martí Noticias.

Isabel, presente en el juicio, apuntó que el abogado defensor apelará la sentencia el próximo jueves. Mientras tanto, su hijo permanecerá tras las rejas.

“Se argumentó que él (Ariel) le había faltado el respeto a los dos guardabosques que fueron allí”, pero que su hijo “estaba cercando, y lo interrumpieron en su trabajo”, añadió.

La mujer refirió que en la sentencia “se habla de palmas y maderas cortadas”, y que a Ariel le fueron agregados “más delitos”.

“El fiscal hizo énfasis que Ariel era una persona con un nivel cultural alto y había utilizado términos que los guardabosques no entendieron” señaló.

“Una vez, uno de los guardias acusadores, de nombre Alexander Blanco, me dijo que yo lo había echado para alante con un teniente que había ido haciendo una averiguación, y me preguntó si yo conocía al guardabosques de allí, y le dije que yo no lo había visto nunca”, narró la madre del científico.

Ruiz Urquiola fue detenido el pasado jueves en Viñales, donde gestiona una finca como usufructurario del Estado. Ese día recibió la inspección de funcionarios forestales a los que les dijo que “parecían actuar como la guardia rural”, en referencia a los desmanes cometidos en el pasado por los guardias rurales del dictador Fulgencio Batista.

Por ese motivo lo arrestaron el mismo jueves. Pero la familia estima que en realidad lo que desean es sacarlo de la finca.

El joven científico ha sufrido persecución de las autoridades forestales locales por denunciar de irregularidades y corrupción de parte de organismos de la localidad situada en la provincia de Pinar del Río.

Ruiz Urquiola fue expulsado del Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana en abril del 2016, y separado de un proyecto internacional sobre biodiversidad cubana que dirigía de conjunto con una universidad en Alemania.

Su hermana Omara Ruiz Urquiola dijo este lunes que le dejaron hacer una llamada excepcionalmente.

“Me llamó por la noche. Está en huelga de hambre desde el sábado, de hambre y de sed, que es lo más preocupante y lo único que me dijo es ‘por la injusticia’”, dijo.

“Tenemos el testimonio verbal de vecinos de la zona que escucharon cuando los matones que se metieron en la finca (…) manifestaron que se habían reunido con el fiscal después del juicio, y el fiscal les había dicho que iban a bajar a ese hombre de la sierra, que lo iban a sacar de ahí”, dijo la hermana.

Explicó también que “los carceleros lo han tratado muy bien, pero tomó la decisión (de la huelga) porque ha sido de una arbitrariedad en otra”.

“Al final lo único que quieren es quitar la finca, lo que quieren es sacarlo de allá arriba”, reiteró, alegando que si fuera a prisión perdería el derecho a la tierra a los seis meses y un día de estar fuera de ella, según estipula la ley de arrendamiento de parcelas cultivables.

Omara Ruiz Urquiola nombró al fiscal que está detrás de lo que catalogó como “una componenda” contra su hermano.

“Este expediente lo ha armado ese mismo fiscal de Viñales que se llama Juan Carlos Catalá. Todo esto es una componenda para que Ariel pierda la finca y ellos poder seguir destrozando el patrimonio natural de Viñales”, acusó.

Leer en Cubanet