Antonio G Rodiles dice que hay que impedir la ‘transferencia de poder’ en Cuba para evitar 30 años más de castrismo

El opositor Antonio G Rodiles. (EL NUEVO HERALD)

El opositor Antonio Rodiles aseguró este lunes en entrevista con Mary Anastasia O’Grady en The Wall Street Journal que debe evitarse en Cuba la transferencia de poder entre la elite castrista.

Rodiles comentó que  «los peores aspectos de la nueva agenda» de la política de Estados Unidos hacia Cuba «es que envía una señal de que el régimen es un actor político legítimo» para el futuro del país.

Los extranjeros «entienden que es mejor tener una buena relación con el régimen, y no con la oposición, debido a que esa es la gente que va a tener el poder político y económico».

En esta nueva realidad, la oposición cubana es tratada como superflua. Los políticos estadounidenses que visitaban la Isla solían reunirse con los disidentes y  ahora, dice Rodiles que «el contacto es casi cero».

Es por ello que considera que la misión de los cubanos a favor de la democracia es crítica y urgente: «Necesitamos cambiar el mensaje». El régimen, afirmó, «no es el futuro de Cuba» y por ello este momento es decisivo.

Si los Castro esperan transferir el poder a la siguiente generación tendrán que hacerlo pronto. No obstante, señala Rodiles, «si les dan el país a sus familias en la condición actual, será como entregarles una bomba de tiempo».

Es por eso, explica, que esta es una oportunidad única para que surja la libertad. Pero las probabilidades de una transferencia exitosa de poder son bajas en medio del desplome económico actual.

«No podemos permitir la transferencia de poder porque, si lo hacen, podemos quedarnos con esta gente durante los próximos 20 o 30 años», agrega Rodiles.