Nota de Estado de SATS

Posted on agosto 10, 2012 by

19


En la mañana de hoy conocimos, a través de un amigo, que el jueves le fue notificado a los trabajadores de Labiofam que participarían hoy en un acto de repudio frente a la sede de Estado de SATS.

Hace apenas unos minutos regresamos de la 5ta unidad de la PNR, sita en 7ma A y 62 en Miramar donde entregamos al 2do Jefe de la Estación con matricula 0037 el siguiente documento y alertamos sobre posibles consecuencias de realizar estos actos y provocaciones.

 

La Habana, 10  de agosto de 2012

Jefe de la 5ta Unidad de la PNR de Miramar

Calle 7ma. A y 62, Municipio Playa

Por medio de la presente el que suscribe  Antonio E. González Rodiles, vecino de Avenida 1ra. No. 4606, entre 46 y 60, Miramar, Playa, comparezco ante usted conforme a lo que establece la Constitución de la República en su artículo 63, “Todo ciudadano tiene derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y a recibir la atención adecuada conforme a la ley”, para plantearle lo que a continuación relaciono:

  1. Que  en el día de hoy 10 de agosto de 2012, supe que se pretendía realizar  lo que eufemísticamente se ha dado en llamar “acto de repudio”, frente a mi domicilio.
  2. Que esa acción parece estar motivada por ser el que suscribe uno de los promotores de una Demanda Ciudadana en la que se insta al gobierno cubano a ratificar el Pacto de Los Derechos Civiles y Políticos y el Pacto de los Derechos económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas.
  3. Que esos documentos fueron firmados por el gobierno cubano en nombre del pueblo de Cuba el  día 28 de febrero de 2008 en la ciudad de Nueva York.
  4. Que esa solicitud ciudadana ha sido hecha conforme al marco de legalidad que el país ofrece, sin violación en lo absoluto de los derechos que la nación reconoce a todos.
  5. Que durante más de un año se han venido realizando diferentes actividades culturales, conferencias, presentación de artistas, cine debates, paneles, etc., sin que hasta el momento hubiese habido ninguna alteración, siquiera mínima, del orden, razón por la cual creemos que de realizarse esa alteración hoy, tendría estrecha relación con los Pactos de la ONU  a que hicimos ya referencia.
  6. Que, según el artículo 286.1 del código penal vigente, “El que sin razón legítima, ejerza violencia  sobre otro o lo amenace para compelerlo a que en el instante haga lo que no quiere, sea justo o injusto, o a que  tolere que otra persona lo haga, o para impedirle hacer lo que la ley no prohíbe, es sancionado con privación  libertad de seis meses a dos años, o multa de doscientas o quinientas cuotas.

El que por otros medios, impida a otro hacer lo que la ley no prohíbe o a ejercer sus derechos, es sancionados con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas”.

He creído oportuno poner en su conocimiento la violación de lo establecido en la Ley para que cumpla  con su deber en el mantenimiento del orden y en el respeto de los derechos ciudadanos dentro de la jurisdicción de su competencia.

De usted, atentamente,

 

Antonio González-Rodiles